El contenido de esta página es propiedad intelectual de su(s) autor(es) y está prohibida su reproducción sin previa autorización
Informes AQUI!
Revista Parque Industrial - Propiedad de ADEPIA Online Marketing International S.A.C.
 
BRASIL Y PERÚ
Un espacio económico integrado
Por: Dr. Ing. Francisco Pereira Fialho
&  
Nelson Luiz Rocha Silveira
La construcción de las diferentes carreteras entre Perú y Brasil, y en particular la carretera inter-oceánica que une la Macro Región Sur del Perú, con los estados del sur oeste del Brasil, posibilitarán concretar la tarea iniciada por las civilizaciones pré-incas. Podemos hacer un paralelo con las líneas de Nazca, donde la sabiduría fue legada en piedra para mostrar a sus descendientes, las amplias posibilidades de la unión entre los habitantes de los pueblos, respeto a los animales, vegetales y su hábitat.

El rumbo de la infraestructura, tanto carretera como ferroviaria que ahora los dos países se esfuerzan en construir, define un marco referencial de una proficua construcción de grandes realizaciones. La unión del Atlántico y del Pacífico define un flujo entre dos grandes mercados: Asia Pacifico (APEC, con la intervención de las economías de Asia (China, Japón, etc.,) con los países de la cuenca del Océano Pacifico, inclusive Estados Unidos.

Es indiscutible el hecho de que la cooperación internacional tiene especial importancia como instrumento fundamental de políticas y programas orientados al desarrollo de los países mediante la promoción de la competitividad y acceso a nuevos conocimientos, tanto en términos científicos como tecnológicos y productivos, de modo que nos permita la consolidación de sólidos bloques regionales resultantes del mejor entendimiento entre las partes. Gracias al ambiente de entendimiento y armonía que existe ahora entre la mayoría de los países sud-americanos, el desarrollo pasa a ser visto como un objetivo en beneficio de todos. Se ha generalizado la percepción que la paz y el desarrollo en cada una de las naciones de América del Sur dependerá, en buena medida, de la expansión de la red de intereses recíprocos que las unan.

Desde los años ochenta, el Brasil, se ha empeñado en la construcción de un "espacio económico" integrado en América de Sur, como una forma de contribuir a la formación de un área de prosperidad compartida y en la intensificación de la actuación de Brasil en la Organización Mundial de Comercio, privilegiando la vía multilateral: en la lucha contra el proteccionismo y los subsidios concedidos por las naciones desarrolladas; en la defensa de los derechos humanos y del desarrollo de normatividad y legislación del derecho internacional en ese campo; en la acción a favor de la protección a los ecosistemas y el medio ambiente y de la cooperación internacional para el desarrollo sustentable; en la participación en el combate internacional al crimen organizado, en especial el tráfico de drogas y de armas; y en trabajar con carácter urgente, la promoción de las exportaciones brasileras y de sus socios sudamericanos.

Con gran esfuerzo económico y político, el gobierno de Perú, inició la construcción de los más de mil kilómetros de la carretera inter-oceánica; un proyecto de US$ 2,000 millones, que conectará Brasil y Perú, vecinos que comparten una frontera de 3.000 km, y que podría proporcionar al Brasil acceso al Océano Pacífico y al Perú un nuevo y enorme nivel de transacciones comerciales que aún son motivo de estudio. La idea puede ser polémica. La implementación de este corredor, puede ser no tan simple, pues en principio el terreno es de difícil acceso, la densidad poblacional relativamente baja, a similitud del ingreso percapita relativo; pero sin duda, la iniciativa es loable y en principio, podría servir de mucho para, mejorar el desempeño del Brasil con China y las economías de APEC, y mejorará sin duda, la economía del Perú, -en particular ahora la de los pueblos de la Macro Región Sur del Perú, además de generar nuevas actividades comerciales con actores económicos de la zona norte de Bolivia y aún del norte de Argentina.

A pesar de las dificultades de construcción, el objetivo de la carretera, es transformarla en un gran corredor de exportaciones que como un sistema logístico integrado permita transportar mercancías de Brasil y Perú rumbo a China.
Integracion Brasil-Peru - Revista Parque Industrial - ADEPIA
Es necesario recordar que APEC (Asia-Pacific Economic Cooperation) es un bloque económico que incorpora las mayores economías mundiales emplazadas en Asia, América, Oceanía. Creada en 1989, inicialmente solo como un foro de discusión entre los países de la ASEAN (Association of the SouthEast Asian Nations) y algunos socios económicos de la región del Pacífico, se convirtió en un bloque económico recién en 1993 en la Conferencia de Seattle, cuando los países se comprometieron a transformar el Pacífico, en un área de libre comercio. Hoy APEC tiene 21 miembros: Australia; Brunei; Darussalam; Canadá; Chile; China; Hong Kong; Indonesia; Japón; República de Corea; Malasia; México; Nueva Zelandia; Papua Nueva Guinea; Perú; Filipinas; Rusia; Singapur; Chines Taipei; Tailandia; Estados Unidos de América y Vietnam.

El principal objetivo del bloque, es reducir tasas y barreras arancelarias en la región Pacífico-asiática, promoviendo así mismo, el desarrollo de la economía regional.

Cuando dos países se predisponen a reunirse para incrementar la cooperación, -como en el caso de Brasil y Perú-, puede generarse mucha desconfianza, de un lado y de otro. El primer foco de análisis, pasa por la cultura indígena; tomando el ejemplo del Brasil, las culturas indígenas en la Amazonía, han delegado su estudio a las ONG's. Se conoce que el acceso a los ámbitos donde estas operan, es restringido, lo que resta transparencia para conocer lo que realmente está ocurriendo. Se sabe por ejemplo el caso del acaí -fruta que es del Amazonas- y del pueblo sud-americano, sin embargo pesa sobre ella una tentativa de patente del Japón y que el gobierno brasilero debe actuar para que tal patente, no tenga propiedad japonesa. Se hace necesario un proceso de defensa, de-codificación y patentado de todo lo que es nuestro. Se sabe que estas ONG's, tienen financiamiento de grandes laboratorios y ¿por qué los gobiernos no abren una investigación para determinar lo que está sucediendo?.

Un segundo foco de análisis, es el fenómeno de privatización desenfrenada como dogma de que el Estado no tiene recursos para administrar ni siquiera los sectores estratégicos como podrían ser las represas de agua para hidro-generación eléctrica, la red de energía eléctrica del país, la red de telefonía, la red digital y en el mismo sentido va el asunto de los royalties, -léase los derechos cobrados por el propietario de una patente de producto / proceso de producción / marca, entre otros para permitir su uso o su comercialización.

Los gobernantes sudamericanos, podrían seguir la lección coreana y concentrar su foco en la educación y el conocimiento, en la gestión del conocimiento como Factor Crítico de Éxito, que afecta la capacidad de una sociedad para mantenerse competitiva en el nuevo mercado global. Las sociedades, requieren reconocer al conocimiento como un recurso valioso y desarrollar un mecanismo para explorar la 'inteligencia colectiva', y las capacidades de los empresarios a fin de crear una mayor base de conocimiento colectivo.

Brasil, debe abrirse en esta relación con el Perú, pues más allá de las carreteras que están siendo construidas, la alianza con el Perú, podría colocar al Brasil en un una situación privilegiada, hegemónica. Brasil debe mirar al Perú como su socio estratégico para alcanzar realmente una 'proyección continental'.

El caso de Brasil y Perú es único; pueden firmar muchos más convenios, comerciales y de toda índole, sin dejarse llevar por la negatividad, pues nuestras relaciones históricas no tienen manchas. Es impostergable que Brasil incremente lazos de una sólida alianza con el Perú, para obtener mejores beneficios mutuos de la apertura del libre comercio obtenida por el Perú en la cuenca del Pacífico.
Integracion Brasil-Peru - Revista Parque Industrial - ADEPIA
Brasil, requiere asumir acciones de concreción en su alianza estratégica con Perú para consolidarse como potencia mundial hegemónica en el hemisferio sur, con bi-oceanidad, para no depender del Canal de Panamá y con la ventaja de tener además dominio sobre el Amazonas, por medio de una apropiada utilización de sus nacientes y entroncamientos con carreteras y ferrocarriles hasta el Pacífico. Además, Brasil requiere una 'opción multimodal' en conexión a los principales puntos al extremo del oeste: los puertos del Pacífico. La técnica del transporte multimodal, no es otra cosa que la prolongación del tráfico marítimo hasta el lugar más recóndito del planeta. Las opciones, se presentan desde Manta en el Ecuador, pasando por las diferentes opciones existentes y sobre todo potenciales en la costa peruana, y hasta quizá Arica en Chile. De esta manera se puede decir que al incluir los puertos, tiene sentido eso que se conoce como 'la era del Pacífico', sustentada en la alta densidad de trafico mercantil con las economías de la APEC y la India.

Se hace necesario construir nuevas y diversas salidas en el Océano Pacífico y utilizar mejor las cuencas hidrográficas. Finalmente, la tendencia a incrementar el comercio es incrementar la prosperidad por donde el tráfico sea capaz de seguir. Estos son postulados indispensables para la comprensión de la complejidad de la realidad geopolítica sudamericana de hoy en día. En lo inmediato, sabemos que existen muchos recursos para ser desarrollados y trabajados de manera conjunta. Por ejemplo el potencial de generación hidroeléctrica en las vertientes hacia el Amazonas, hidrocarburos (petróleo y gas), minerales que se encuentran en las zonas de vecindad, lo que sin duda permitirá un desarrollo industrial conjunto.

Ciertamente la construcción de la alianza, no es fácil. No por la ciertamente buena predisposición de ambos pueblos, sino por las acciones de otros, que no ven con buenos ojos esta alianza.
 
Compartir en FACEBOOK Compartir en Facebook
 
 
Online Marketing International - www.omgi.org